101 trucos para ahorrar dinero este 2018


junio 21, 2018 Ahorrar


Seguramente alguna vez hayas tenido la sensación de no tener mucho dinero para gastar al mes. Tu dinero se esfuma y no sabes cómo y en qué lo gastas. ¿Cómo podrías hacer para no tener que contar cada céntimo que gastas?

A continuación vamos a darte 101 consejos para ahorrar que puedes aplicar en tu día a día y podrán ayudarte a ahorrar un poco más cada mes.

Consejos para ahorrar energía (electricidad, agua, gas)

Financial saving tips

  1. Cambiar de compañía eléctrica.
  2. Investigaciones llevadas a cabo por la Asociación del Consumidor han demostrado que se puede llegar a ahorrar un 70% al cambiar de compañía eléctrica cada año. En ocasiones el precio de los productos regalo que ofrecen algunas de ellas como tablets, etc. están incluidos en las tarifas de la propia compañía. Compara precios y decídete por la que mejor precio te ofrezca y más energía ahorre.

  3. Lava la ropa de diferentes colores a la vez.
  4. Este consejo puede sonar un poco raro porque todos sabemos el riesgo que conlleva mezclar la ropa de colores con la blanca. Sin embargo, lavar con agua fría  a temperaturas entre 30-40 grados hace que la ropa conserve sus colores y no destiña en la lavadora. De esta forma siempre puedes poner una lavadora completa y te ahorras tener que poner varias.

  5. Regula la temperatura de tu casa según tu rutina.
  6. Puedes programar la temperatura de tu casa a ciertas horas para no consumir tanta energía sin necesidad. Si vas a estar fuera de casa la mayor parte del día, baja la temperatura del termostato o los radiadores al mínimo para ahorrar energía. Siempre puedes adaptar la temperatura de nuevo a tu gusto cuando estés en casa o la necesites de verdad.

  7. Plancha tu ropa húmeda.
  8. La ropa húmeda es más fácil de planchar que la ropa seca. Si lo haces de esta forma ahorrarás tiempo y dinero a la vez que energía para tu casa.

  9. Haz uso de paneles solares.
  10. Si tienes tu propia casa deberías plantearte invertir en paneles solares. La mayoría de las veces recuperarás tu inversión en unos 5 años y tu ahorro de energía y dinero comenzará a partir de entonces.

  11. Cambia tus ventanas de vidrio por unas de doble vidrio.
  12. Invertir en ventanas con cristales de doble vidrio te ahorrará unos 300 euros anuales en la calefacción de tu casa. El aislamiento siempre es importante a la hora de mantener el calor. ¿Qué pasa si no tengo dinero para cambiar mis ventanas? Cambia tus cortinas por otras más gruesas, también pueden ser unas buenas aislantes.

  13. Cambia tus bombillas.
  14. Cambia tus bombillas normales por unas de tecnología LED o bombillas ahorradoras. Las normales usan mucha energía y tienen mucha menor vida corta. Las bombillas ahorradoras son más caras pero a la larga duran más y utilizan mucha menos energía.

  15. Asegúrate que el frigorífico se encuentra a 10 cm de la pared.
  16. El proceso de refrigeración ocurre en la parte de atrás de tu frigorífico mediante la evaporación de líquido. Este proceso requiere de mucho calor y energía, el cual está moderado por la bobina trasera del frigorífico. Cuando éste se encuentra pegado a la pared, el área se sobre calienta y el frigorífico debe usar mucha más energía para alcanzar la temperatura deseada.

  1. Elige una compañía del gas que ofrezca precios variables.

Precios fijos en costes de energía parecen ser más atractivos para el cliente por la seguridad de pagar siempre lo mismo, incluso si los precios suben. Pero si los precios bajan, las compañías de gas tienden a cargar costes adicionales para compensar esos gastos.

  1. Utiliza un hervidor de agua.
  2. El mecanismo del hervidor de agua ayuda a ahorrar energía a la vez que acelera el proceso. El agua se calienta automáticamente sin intermediarios (calentar recipientes que luego calentarán el agua). De esta forma, se ahorrar un 40% de energía si lo comparamos con una tetera por ejemplo.

  3. No hiervas una tetera entera.
  4. Hierve solamente la cantidad de agua que vayas a necesitar. Calentar una tetera entera para usar la mitad sólo sirve para gastar agua y energía de forma innecesaria. Te ahorrarás alrededor de 0,15 céntimos cada vez que reduzcas la cantidad a la mitad.

  5. Cierra siempre las puertas de los armarios.
  6. Si dejas abierta las puertas de tus armarios, el calor también entrará dentro y será un gasto energético innecesario. No se necesita ningún tipo de temperatura especial dentro de tus armarios para conservar tu ropa u objetos. ¡Así que acuérdate de cerrar las puertas!

  7. Abrígate dentro de casa en invierno.
  8. Si ajustas el termostato uno o dos grados menos de lo normal dentro de casa ahorrarás casi 50 € al año. Abrígate en casa y no gastes energía innecesaria.

  9. No compres muchos aparatos que necesiten pilas.
  10. Las pilas son más baratas que las baterías a la hora de comprar electrodomésticos, pero sólo a corto plaza. Muchas compañías de electrodomésticos se aprovechan de esta situación y venden sus artículos de pilas más baratos que los de baterías. Por ejemplo, es mejor comprar una maquinilla de afeitar por 50€ con batería recargable que una a pilas por 30€. A la larga tu inversión en la batería saldrá más barata que todas las veces que tendrás que comprar pilas.

  11. Limpia los filtros de tus electrodomésticos regularmente.
  12. Todos los electrodomésticos como secadoras, aspiradoras o lavavajillas usan filtros. Si los limpias regularmente la vida útil del electrodoméstico aumenta y su rendimiento mejora por lo que la energía que gastarán será mucho menor.

  13. Evita los modos de espera.
  14. La mayoría de los aparatos que utilizamos a diarios tienen modos de espera o modo reposo. Los ordenadores son el mejor ejemplo. Eso quiere decir que el aparato sigue conectado a la electricidad y utiliza energía aunque no lo estemos utilizando. Desconéctalo del enchufe si no lo estás utilizando, esto te ahorrará alrededor de unos 30€ al año en tu ordenador o unos 10€ en tu cargador de móvil.

  15. Baja el brillo de tu pantalla.
  16. Por defecto, las pantallas de tus aparatos eléctricos suelen estar al máximo de brillo. Esto requiere de mayor energía además de ser perjudicial para la vista. Busca en internet cómo ajustar el brillo de tu televisión, ordenador o teléfono.

  17. Instala un controlador de uso de energía en tus aparatos.
  18. Un controlador de energía te ayuda a ver la cantidad de energía que estás utilizando. En tu ordenador o tablet es fácilmente reconocible y con esta información podrás identificar las acciones a tomar para ahorrar energía. Algunos controladores de energía más avanzados incluso te darán consejos sobre cómo minimizar tus costes de energía.

Consejos para ahorrar en transporte

Consejos para ahorrar en transporte

  1. Intenta evitar el uso del transporte público en tu ciudad.
  2. Utiliza el transporte público sólo para recorrer grandes distancias o si es realmente necesario. Utiliza la bicicleta en tu ciudad o pueblo para desplazarte, no sólo ahorrarás dinero sino que harás deporte al mismo tiempo.

  3. Busca las ofertas mensuales/anuales en los abonos transporte.
  4. En las grandes ciudades, La mayoría de las personas que trabajan en oficinas y empresas deben desplazarse largas distancias para llegar al trabajo. Esto quiere decir que el uso del transporte público es necesario y por tanto un coste adicional a final de mes para el bolsillo. Aunque a veces parezca una inversión mayor, siempre es mejor buscar en las ofertas mensuales/anuales en los abonos transporte que se ofrecen. A largo plazo siempre ahorrarás dinero si te mueves mucho en transporte público cada día.

  5. Intenta evitar las gasolineras en autovías y autopistas.
  6. Repostar en las gasolineras en autovías y autopistas siempre es más caro que en estaciones de servicio más cercanas a la ciudad. La diferencia entre 0,3 y 0,5 céntimos por litro se hará notar a final de año si tienes en cuenta este hecho.

  7. Respeta los límites de velocidad.
  8. Este consejo puede sonar obvio pero así evitarás tener que pagar grandes multas además de ahorrar gasolina ya que a mayor velocidad mayor es el gasto de energía.

  1. Combina transporte público con bicicleta.

En la mayoría de las grandes ciudades existen servicio de alquiler de bicicletas por kilómetros o por minuto. También el transporte público se paga por paradas en algunas ocasiones. Si vives tan lejos de tu trabajo que no puedes ir en bicicleta todo el recorrido pero también quieres ahorrar algo puedes combinar ambos. Coge el transporte público bájate una o dos paradas antes de lo necesario para después coger la bicicleta hasta tu destino final. Seguro que la combinación de ambos te saldrá rentable.

  1. Compartir el coche.
  2. Averigua quien de tus compañeros van a trabajar en coche y uniros todos en uno. La mayoría de veces cada uno lleva su propio vehículo a trabajar y eso además de ser un gasto económico supone también un gasto energético importante. ¡También es una buena manera de conocer a tus compañeros!

  3. Conduce un coche más pequeño.
  4. La tasa vehicular es más barata en los coches pequeños. Además, se paga menos seguro y necesitan menos gasolina que los coches de mayor envergadura.

  5. Controla la presión de los neumáticos.
  6. Cuando la presión de los neumáticos es demasiado baja el coche gasta un 5% más de carburante. Es importante revisarla de vez en cuando con un compresor en una estación de servicio o comprar un medidor de presión de neumáticos y tenerlo siempre en el coche. Puedes comprar uno por menos de 5€ en internet. ¡Merece la pena invertir!

  7. Desplázate al trabajo en bicicleta.
  8. Si vives cerca del trabajo intenta ir en bicicleta. No sólo ahorrarás en costes adicionales sino que es una manera excelente de hacer deporte sin tener que ir al gimnasio ¡otra ventaja adicional!

Consejos para ahorrar en comida

Consejos para ahorrar en comida

  1. Haz la lista de la compra.
  2. Antes de ir al supermercado escribe una lista de las cosas que realmente necesitas. Esto evitará los impulsos de comprar cosas innecesarias y sólo comprarás las cosas necesarias.

  3. Nunca vayas a comprar con hambre o sed.
  4. No vayas al supermercado con el estómago vacío o con sed, esto hará que tus compras sean más impulsivas.

  5. Visita los mercados.
  6. Los productos en los mercados suelen ser mucho más baratos que en los supermercados y en la mayoría de los casos de mayor calidad. Si vas al final del día, los productos serán incluso más baratos ya que los vendedores prefieren vender todo el género que tener que tirar sus productos al final del día.

  7. Revisa los ingredientes que todavia tienes en casa antes de ir al supermercado.
  8. Al año desperdiciamos más de 600€ en comida por hogar y tiramos más de tres millones de toneladas al año. Esto ocurre por la impulsividad de comprar en grandes cantidades y a veces no terminar los alimentos que ya tenemos en casa. Es importante revisar siempre antes de comprar algo repetidas veces.

  9. Haz tus compras en un supermercado de bajo coste.
  10. Realiza tus compras en un supermercado de bajo coste e intenta comprar marcas blancas. Muchos de estos productos conservan su calidad a pesar de sus bajos precios. Algunos de estos supermercados también venden primeras marcas a menor precio que otros, ¡intenta encontrarlos!

  11. Haz tu compra online.
  12. Hacer la compra online se ha convertido en una novedad que poco a poco más españoles realizan. Muchos supermercados que pretenden impulsar esta iniciativa ofrecen grandes descuentos y promociones para que empieces a utilizar este servicio.

  13. No compres tus productos de cuidado personal en el supermercado.
  14. Los productos de cuidado personal como champús, desodorantes, etc. suelen ser más baratos en droguerías que en los supermercados. Son tiendas especializadas por lo que suelen tener mejores precios y más variedad de productos que las grandes superficies.

  15. Compra productos de larga duración en mayores cantidades.
  16. Compra productos de larga duración en grandes cantidades cuando están en oferta. De esta manera ahorrarás dinero sin tener que desperdiciar los productos por estar en mal estado.

Consejos para ahorrar en bebida y nutrición

Consejos para ahorrar en bebida y nutrición

  1. Bebe agua en lugar de bebidas con gas.
  2. Las bebidas con gas no solo son más caras que el agua, también contienen grandes cantidades de azúcares. El agua del grifo es casi gratis y mucho más sana. ¡Así matas dos pájaros de un tiro!

  3. Descongela tus productos en el frigorífico.
  4. Productos como la carne o el pescado sabrán mejor si los descongelas lentamente en el frigorífico. De esta forma los productos congelados también añadirán frío a la temperatura del frigorífico, por lo que éste consumirá menos energía de lo usual.

  5. Sal menos a cenar fuera.
  6. Salir a cenar fuera con tu familia o tu pareja es divertido pero desde luego no la mejor forma de ahorrar dinero. Es sencillo preparar una estupenda cena en casa. Una comida casera y una mesa en condiciones serán los ingredientes perfectos para una perfecta velada. Además una cena de este tipo puede ser tan romántica como una cena fuera. ¿Todavía no te hemos convencido? ¡Echa un vistazo a nuestra web de Groupon!

  1. Prepara tu comida en casa.

Comprar tu comida o tu almuerzo fuera de casa no parece demasiado caro. Sin embargo, gastar todos los días 4€ por tu bocadillo te saldrá por 80€ después de 20 días. ¡Prepara en casa tu comida, te saldrá por menos de 1€ !

  1. Cocina para varios días y guarda tus sobras en el congelador.
  2. Este consejo es muy útil especialmente si vives por tu cuenta. Es mucho mejor preparar más cantidad de comida que sólo una ración. Puedes guardar el resto en el congelador para calentarlo en otra ocasión. Este truco no sólo te ahorrará dinero sino que además te permitirá usar tu tiempo en otras cosas. ¡Sólo tendrás que calentar la comida cada vez que tengas hambre! Solo recuerda, para conservar la calidad de los alimentos, espera a que se enfríen antes de meterlos al congelador.

  3. Intenta evitar la comida rápida.
  4. Todo el mundo conoce los efectos negativos para la salud de la comida rápida. Aunque ésta no suela ser muy cara, te costará más que una comida preparada en casa. Claro que cocinar toma más tiempo que pedir una pizza pero lo agradecerás a la hora de ahorrar dinero.

  5. Nunca tires tu comida.
  6. Antes de ir al supermercado haz una lista con lo que realmente necesitas. Especialmente si hablamos de alimentos de pronto consumo. ¿Compraste más comida de la necesaria? Utiliza tu sobras para el próximo día.

  7. ¡Desayuna bien cada mañana!
  8. Dicen que el desayuno es la comida más importante del día. Si no desayunas estarás hambriento todo el día por lo que irás picando entre horas.

Consejos financieros para ahorrar

Consejos financieros para ahorrar

  1. Paga tus deudas de máximo interés primero.
  2. Si tienes deudas personales, como por ejemplo de tu tarjeta de crédito (casi siempre de máximo interés), es importante que las finiquites primeramente. Si es necesario, solicita un nuevo préstamo con un interés más bajo para pagar la deuda máxima. Esto te ahorrará cientos de euros al año.

  3. Paga en efectivo en lugar de usar tu tarjeta de débito/crédito.
  4. Numerosas investigaciones demuestran que la gente gasta más cuando paga con la tarjeta de débito/crédito. La razón es que al pagar con tarjeta existe una desconexión de emociones en relación con la compra. Pagar en efectivo te hace más consciente de tus hábitos de gasto. Recuerda guardar tus recibos para futuras devoluciones si no estás contento con el producto final.

  5. Investiga si tu interés de la hipoteca puede ser reducido.
  6. Cuando aplicas para un préstamo o hipoteca, los intereses iniciales suelen ser elevados. Esto es debido al riesgo asociado de no contar en ocasiones con un aval. Si tienes un historial de crédito bajo puedes suscribirte por 30 días gratis al programa con Experian y cancelar cualquier contrato abierto que fuera injustamente cerrado. Esto te ayudará a ser mejor visto y que te concedan tu solicitud.

    Otro factor que puede ayudarte a reducir el interés de tu hipoteca es usar tu cuenta de ahorros. Por ejemplo, si tu casa cuesta 150.000€ y tienes una hipoteca de 136.000€ puedes usar 1.100€ de tu cuenta de ahorros para reducir el préstamo hasta cinco años. La cifra reduce la compensación en unos 800€ al año.

  1. Haz un resumen de tus ingresos y gastos.

Según nuestra filosofía, este es el santo grial de los consejos para ahorrar. Para ahorrar dinero se empieza por identificar tus ingresos y tus gastos. La mayoría de la gente sabe cuanto dinero recibe al mes, pero no saben cuánto gastan en compras, viajes o gastos adicionales. Haciendo un seguimiento de tus gastos sabrás cuánto dinero gastas en qué categoría.

  1. No hagas apuestas por el hecho de hacer dinero.
  2. ¿Juegas a la lotería? No sigas por ese camino. Los casinos, las loterías y las casas de apuestas siempre tienen mayores posibilidades de ganar que tú. Ellos siempre ganarán a largo plazo con tus visitas.

    ¿Te gusta ir al casino o jugar a la lotería de vez en cuando con tus amigos? Entonces te proponemos que empieces a hacerlo por la diversión de hacerlo más que por la expectativa de ganar dinero.

  3. Comprueba si puedes pagar menos por el alquiler de tu casa.
  4. El precio del alquiler de tu propiedad puede ser reducido en dos casos. Uno es si estás pagando más de lo necesario o si tus ingresos bajan. En al ayuntamiento y organizaciones locales pueden darte consejos y ayudarte para ver si cumples los requisitos para una reducción de renta.

  5. Deshazte de la tarjeta de crédito.
  6. El interés que pagas por tu tarjeta de crédito es altísimo. Sería bueno que pagaras tu deuda de la tarjeta y la cancelaras acto seguido. Para compras online en el extranjero puedes abrirte una cuenta PayPal. También puedes utilizar tu tarjeta de débito que normalmente tiene un interés mucho más bajo incluso es gratis.

  7. Abre una cuenta de ahorros.
  8. Abrir una cuenta de ahorros en tu banco es una buena opción para empezar a sacar provecho a tu dinero. Tu mismo puedes elegir la cantidad de dinero que quieres ingresar cada mes y según la cantidad tus intereses a final de año se verán incrementados de forma progresiva. No sólo ahorrarás dinero el cuál podrás utilizar en el futuro sino que crearás dinero extra a través de los intereses de tu propio dinero.

  9. Aparta un poco de dinero cada mes.
  10. Si por alguna casualidad tienes ingresos extras, bonus en el trabajo, ingresos familiares, etc. intenta utilizar ese dinero para gastos adicionales. Al ser dinero extra con el que no contabas para tus gastos del mes con lo que si empiezas a guardar esas cantidades podrás en un futuro afrontar gastos inesperados o darte algún que otro capricho.

  11. Abre una cuenta de ahorros en el banco que te de un interés más alto.
  12. Comparar las ofertas de varios bancos y elige cuál te beneficia más. Ahora mismo el Banco Santander es uno de los que ofrecen mejores programas de ahorro. Explora todas las posibilidades, también hay muchos bancos que ofrecen bonus por cambiar tus cuentas de ahorro de uno a otro.

  1. Mide tus ingresos anuales y recibe parte de tus impuestos.

En cada país existe un mínimo salarial anual el cual está exento de pagar impuestos. Esto quiere decir que si no cumples con ese salario mínimo anual, puedes aplicar para recibir tus impuestos salariales en gran parte cuando se termine el año fiscal. Hacer la declaración de impuestos puede ser un proceso engorroso pero en ocasiones merece la pena por nuestro propio beneficio.

  1. Averigua si puedes reducir tu póliza de seguros y tus factura de la luz.
  2. Cuando tu contrato esté llegando a su final, compara sitios web de otras aseguradoras y compañías para tantear el mercado. A veces es mejor romper el contrato y pagar las multas que mantener ciertas cuentas activas.

  3. Intenta evitar seguros innecesarios.
  4. ¿Realmente necesitas todos los seguros que tienes ahora mismo? Si eres una persona sana por debajo de tus treinta, seguramente no necesitarás ningún tipo de seguro por defunción.

    Averigua si no estas asegurados dos veces. ¿Eres parte de un sindicato? Entonces seguro que ya tienes seguro legal, ¡no necesitarás otro!

  5. Investiga a qué tipo de beneficios sociales y ayudas eres elegible.
  6. Es importante saber que beneficios puedes tener. Contacta tu oficina local y averigua cuál es tu situación legal y social a partir de tus ingresos y estatus social. ¡A veces te sorprenderás!

  7. Compra tus alimentos al día.
  8. Numerosos supermercados tienen grandes ofertas en productos con fecha de caducidad próxima al día. Estos productos son renovados día a día y suelen ser variados. Así, productos como el pollo serán tirados a la basura si alguien no los compra. Es por eso que los precios bajan para que al menos sean consumidos por alguien. Suelen tener precios muy bajos y te ahorrarán dinero a final de mes. Además si no los cocinas en el momento siempre puedes congelarlos para utilizarlos en otra ocasión.

  9. Márcate una cifra de ahorro y mide tu evolución mensual para conseguirla.
  10. Marcando objetivos y midiendolos harán que te comprometas con el proceso de ahorro y te será mucho más fácil que hacer pequeños esfuerzos. Haz un cálculo aproximado de cuánto te gustaría ahorrar para que tus hijos puedan ir a la universidad. El progreso mensual de tener que medir tus esfuerzos económicos para cumplir tus objetivos hará que te motives para continuar ahorrando.

  11. Tómate tu tiempo para hacer tu declaración de la renta.
  12. Infórmate de las excepciones de impuestos que pueden beneficiarte. También puedes revisar tus declaraciones de impuestos anteriores y ver si te retuvieron mayor cantidad de ingresos de lo que deberían. Revisa los últimos cinco años de declaración y haz algunas correcciones, a veces puedes llevarte alguna sorpresa y recibir cantidades de dinero extra.

Consejos para ahorrar en todas tus compras

Consejos para ahorrar en todas tus compras

  1. Comprueba las ofertas de fidelización de tiendas y sitios web.
  2. Muchas tiendas y marcas tienen ofertas de fidelización las cuáles pueden ser muy beneficiosas. En numerosas ocasiones será a través de descuentos por inscribirte o registrarte en sus bases de datos. ¡Acuérdate de mirar estos descuentos antes de comprar algún producto!

  3. No contrates seguros para tu Smartphone.
  4. Un seguro de Smartphone te cuesta alrededor de 6€ al mes y la mayoría de gente ni siquiera lo necesita. Mejor invierte tu dinero en una buena carcasa y protector de pantalla.

  5. Busca los descuentos de temporada.
  6. Muchos productos son rebajados durante ciertos meses del año. La ropa de verano, por ejemplo, será más barata al final de la temporada de verano. Esto mismo ocurre con otros productos. Los coches son más baratos en Diciembre. ¡Con éste tipo de información sabrás cuándo comprar productos a un precio más barato y ahorrarás dinero en todas tus compras!

  7. No hagas pagos por adelantado.
  8. ¿Quieres comprar algo pero no tienes el dinero para comprarlo? Esperate a comprarlo entonces. Evitando este tipo de compras por adelantado te ahorrará dinero a largo plazo. Pagar todo de golpe será más barato que realizar pequeñas compras por separado.

  9. Visita las tiendas de segunda mano.
  10. Te sorprenderás de la cantidad de cosas útiles y en buen estado que puedes encontrar en las tiendas de segunda mano. Si te vas a mudar y necesitas muebles puedes ahorrar mucho con una visita a este tipo de tiendas o incluso en los mercadillos y rastros que se organizan en tu ciudad.

  1. Revisa tus suscripciones y evalúa si son necesarias.

Echa un vistazo a todas tus suscripciones, televisión por cable, revistas, periódicos. ¿Haces uso de ellas a menudo? ¿Podrías cancelar alguna? Si sólo lees los fines de semana entonces elige una suscripción de fin de semana o compra de vez en cuando en lugar de recibir periódicos que no lees.

  1. No utilices el buscador Safari (Apple) para tus compras online.
  2. Hay muchas posibilidades de que tus compras online sean más caras cuando utilizas este buscador. Esto es debido a que se analizan tu búsqueda de productos y aumentan los precios que realmente deseas. Vuelos, hoteles o coches pueden ser algunos ejemplos.

  3. Realiza tus compras en Internet.
  4. Comprar cosas online es normalmente más barato que comprar en las tiendas. Las tiendas online no necesita mucho personal o espacio para almacenar productos por lo que se pueden permitir vender más barato. Además te permite comprar productos online y buscar la mejor oferta.

  5. Compra ropa en rebajas.
  6. Las rebajas duran todo el año si se busca apropiadamente. Puedes comprar ropa más barata del precio actual en lugar de gastarte todos tus ahorros en el momento. Si tu marca favorita no está en rebajas todavía, se paciente y espera un poco.

  7. Intenta arreglar las cosas en lugar de reemplazarlas por nuevas.
  8. Mucha gente prefiere comprar alguno nuevo cuando algo se rompe o deja de funcionar. Estos productos son reemplazables pero en muchas ocasiones tienen fácil reparación. Por ejemplo, hacer una limpieza en el disco duro de tu ordenador mejorará sus condiciones y evitará que pienses en comprar otro.

  9. Compras buenos productos en oferta.
  10. Regularmente hay buenas ofertas como dos por uno en productos de ducha, maquillaje, etc. ¿Usas el mismo producto desde hace años? Entonces cómpralo en grandes cantidades aprovechando este tipo de ofertas.

  11. Compra la cantidad mínima por internet para que te lo entreguen gratis.
  12. Cuando compras online puedes ver que hay un mínimo de gasto para que el envío te salga gratis. Si no llegas a esa cantidad busca algún otro producto que creas vas a necesitar y añadelo a tu cesta. Esto te ahorrará los gastos de envío.

  13. Busca un contrato de telefonía móvil más barato.
  14. Los teléfonos móviles de hoy en día tienen más vida útil, por eso cuando tu contrato de telefonía de dos años esté acabando todavía funcionará. Entonces, ¿por qué comprar otro si todavía puedes usarlo? Puedes buscar otras tarifas y ofertas, incluyendo de otras compañías que te venga bien con el uso que le das al teléfono. Si no gastas tanto puedes incluso cambiar de contrato a tarjeta, así sólo pagarás por lo que realmente utilizas.

  1. Cuando compres, mira todos los productos de los estantes.

Los consumidores solemos comprar más productos que están al nivel de nuestros ojos que los que están a otros niveles. Las tiendas conocen éste fenómeno y colocan los productos con más margen de ganancia en esas posiciones. Beneficioso para ellos pero no para tí. Así que la próxima vez que vayas a comprar, asegurate de mirar todas los estantes, ¡incluyendo los de arriba y abajo!

  1. Intenta comprar los productos que necesitas al por mayor.
  2. Es posible comprar productos directamente del mayorista y a precios más bajos. Por ejemplo, comprando grandes cantidades de un producto como en los supermercados Makro.

  3. Compara cada producto que compras.
  4. Existen muchas páginas web de comparación de productos para ayudarte a tomar la decisión correcta y comprar al menor precio posible. Algunas como “tudespensa” o “carritus” te ayudarán con ésta tarea.

  5. Únete a los grupos de facebook donde ofrecen “cosas gratis”.
  6. Casi en cada ciudad existen grupos donde la gente ofrece productos que ya no utilizan a precios bajos o incluso gratis. Puedes encontrar productos que te interesen a buenos precios. Hay varias páginas web también con este tipo de oferta así que sólo hay que tener paciencia y buscar.

  7. Intercambia cosas que no utilices con tus amigos.
  8. Puedes organizar una noche de intercambio con tus amigos donde podéis intercambiar ropa u otros objetos que ya no utiliceis. Así podéis ahorraros dinero mutuamente y cambiar de ropa fácilmente.

Consejos para ahorrar agua

Consejos para ahorrar agua

  1. Lava tus platos en el fregadero.
  2. Lavando tus platos en el fregadero de la cocina conseguirás ahorrar agua. Solamente pon el tapón y no dejes el agua correr ¡es un buen método para el medio ambiente y para tu cartera!

  3. Dúchate menos tiempo.
  4. Ducharse durante media hora puede ser todo un placer, pero te costará mucho dinero a lo largo del año. Además ducharse por tanto tiempo puede ser perjudicial para tu piel. De media en una ducha utilizamos 9 litros de agua por minuto.

  5. Compra una alcachofa de ducha que ahorre agua.
  6. Existe unas alcachofas de ducha que te ayudan a ahorrar agua y son tan placenteras como una normal. Con la excepción de que estarás ahorrando el 20% de agua y energía. Ahorrarás aproximadamente una media de 180€ al año con éste método.

Consejos para ahorrar en tus vacaciones y escapadas

Consejos para ahorrar en tus vacaciones y escapadas

  1. Cuando viajes compra tus billetes de tren de forma separada.
  2. Cuando viajes en tren en el extranjero compra tus billetes por separado. Esto significa que por ejemplo compres un billete a Calais en Francia y desde ahi compras el siguiente hasta tu próximo destino. De ésta manera también tendrás más espacio para la improvisación y no tendrás que cancelar o perder billetes.

  3. Los viajes en familia no tienen porqué ser caros.
  4. Los viajes en familia baratos pueden ser tan divertidos como los caros. Podéis jugar a juegos de mesa, visitar una granja o caminar por la montaña y hacer un picnic.

  5. Compara los precios de las entradas de los eventos.
  6. Hay numerosas páginas web donde la gente ofrece entradas para eventos porque no pueden asistir. Comprando tus entradas de “segunda mano” puede ahorrarte hasta 10€. Ticketswap o SeatWave son algunos ejemplos. Hay algunas web donde hay subastas y puedes encontrar grandes ofertas pero mucho cuidado, también hay páginas falsas así que investiga y compara antes de gastar tu dinero.

  7. No reserves “todo el viaje completo”.
  8. Por “viaje completo” nos referimos a avión, transporte y alojamiento, el típico pack ofrecido por las agencias de viaje. Este tipo de viajes te costarán mucho más que cuando lo organizas por tí mismo. Puedes encontrar páginas web de vuelos de bajo coste como Skyscanner. Para alojamiento puedes echar un vistazo en Booking.com o Airbnb.

  9. Busca los eventos gratis de tu barrio o ciudad.
  10. La mayoría de barrios organizan eventos gratis. Salir no tiene porqué costarte dinero, sólo busca en el calendario lo que pasa en tu ciudad próximamente.

  11. Acampa en lugar de ir a un hotel de lujo.
  12. Si vas de acampada puedes ahorrar mucho dinero en tus vacaciones, a veces casi 80€ la noche. Además acampar con tus amigos y familia es muy divertido y podrás utilizar ese dinero que te ahorras en otro tipo de actividades.

  13. Alquila tu casa cuando estés de vacaciones.
  14. Si te vas de vacaciones puedes alquilar tu casa a otros turistas en varios sitios web. Si vives cerca de sitios turísticos puedes ganar bastante dinero e incluso pagar tus propias vacaciones. Airbnb es una de las páginas más populares para poner tu casa en alquiler.

  15. Reserva tus vacaciones lo antes posible.
  16. Hoy en día las mejores ofertas son las que se realizan con antelación, mucho más que reservar algo en el último momento. ¡Intenta reservar tus vacaciones lo antes posible!

Consejos generales para ahorrar

Consejos generales para ahorrar

  1. Alquila lo que no utilices.
  2. Hay varias páginas web que te permiten alquiler diferentes cosas que no utilices a menudo. ¿No vas a utilizar tu coche en un tiempo? Ponlo en alquiler en Drivy. ¿No vas a utilizar tus herramientas? Relendo te ayuda a sacar provecho de ellas.

  3. Afila tus cuchillas por más tiempo.
  4. Las cuchillas no se desafilan por usarlas sino por cómo y dónde las guardas. Después de afeitarte o depilarte, asegurate de limpiar la cuchilla con agua y déjala secar después. También puedes limpiarla frotandola en tus vaqueros en dirección opuesta a la cuchilla, así no quedará suciedad y no se oxidará. Siguiendo estos consejos mejorará la vida de tus cuchillas y seguro te ahorrarás un dinero extra.

  5. Averigua qué beneficios tienes en tu trabajo.
  6. Hay muchas condiciones secundarias en numerosas compañías de trabajo. Quizás en tu empresa tienes derecho a una ayuda en tu bono transporte, a teléfono de empresa o incluso a una suscripción o descuentos para el gimnasio. Sólo pregunta y asegúrate de lo que está disponible.

  7. Comparte las facturas de Internet con tus vecinos.
  8. Pregunta a tus vecinos si quieren compartir Internet. Así ambos tendréis que pagar sólamente la mitad de la cantidad total. Normalmente Internet funciona bien y suele tener buen alcance, de lo contrario siempre puedes utilizar un router alternativo para tu casa.

  9. Reduce tu factura de teléfono.
  10. Hoy en día aplicaciones como WhatsApp nos sirve de mucha ayuda para comunicarnos con familia y amigos. Hay otras apps para chatear que también sirven para llamar por lo que sólo necesitarás una conexión a internet

  11. Aprende a negociar.
  12. En muchas situaciones será muy útil saber negociar. Piensa en un contrato nuevo de trabajo, comprar una casa o un coche. Navega por Internet y aprende buenos consejos.

  1. ¡Deja de fumar!

Fumar (como todos sabemos) no sólo es perjudicial para la salud, también sale caro. Por supuesto que es muy difícil de dejar de fumar pero si estás pensando en ello, puede ser una buena idea consultar a tu doctor para que te dé algunos consejos. Calcular el dinero que te gastas al mes o al año también puede ser motivo para pensárselo dos veces. Piensa los viajes increíbles que podrías hacer con ese dinero.

  1. Realiza tu mismo las tareas básicas.
  2. Tareas como limpiar la casa o cambiar un rueda pinchada puedes hacerlas fácilmente tu mismo. YouTube también tiene muchos tutoriales de gente que explica como reparar cosas. Asegurate primero de que puedes hacerlo tu mismo antes que gastar tu dinero en terceras partes.

  3. Si eres estudiante, ¡aprovéchate de tu estatus!
  4. Muchas compañías y negocios ofrecen descuentos a los estudiantes. Como estudiante puedes optar a seguros más baratos o un menor interés en tu tarjeta del banco. Además hay descuentos, ropa e incluso viajes. Si vas a comprar algo, siempre enseña tu carnet de estudiante y pregunta qué derechos tienes. En la mayoría de los cines de España si presentas tu carnet de estudiante puedes llegar a tener hasta un 20% de descuento.

  5. No gastes mucho dinero en el entretenimiento de tus hijos.
  6. Los niños y niñas pequeños son fáciles de entretener. Para que ellos lo pasen bien no requiere necesariamente dinero. Haz manualidades o juega a fútbol en el jardín.

  7. Cuida de los pequeños con tus vecinos.
  8. Una canguro puede ser un gasto adicional que no necesitas. Habla con tus vecinos para cuidaros los hijos los unos de los otros. ¡Así tus hijos conocerán a otros niños del vecindario!

  9. Recicla tus botellas.
  10. Reutiliza las botellas de agua para no tener que estar constantemente comprando nuevas. Puedes llenarla de agua del grifo y ponerla en la nevera.

¿Te ha parecido útil leer estos consejos? ¿Ya sabes cómo ahorrar un dinero extra en tu día a día? ¡Comparte estos consejos con tus amigos para poder ahorrar todos juntos!